Centro Nutrición Bilbao
MENÚ

   94 405 95 31

EL BLOG DE NUTRICIÓN BILBAO

Microbiota intestinal

Escrito por come y cambia 09/06/2022

La microbiota intestinal la podemos definir como el conjunto de microorganismos vivos que viven en el intestino y tubo digestivo del organismo humano.
Que haya estas bacterias es beneficioso para el ser humano, ya que ayudan al desarrollo del sistema inmunitario, modulan el estado de ánimo y nos protegen ante posibles enfermedades. Por lo tanto, no todas las bacterias son malas.
También se le llama “ecosistema intestinal” por la gran variedad bacteriana que alberga. Hasta ahora, se han identificado entre 400-500 especies microbianas. Esta colonia bacteriana está cambiando constantemente. Cuanta más variedad de bacterias tengamos, mejor será nuestra salud intestinal.
¿Cuándo se forma? 
La adquirimos desde el parto, el bebé recibe parte de su carga microbiana durante el mismo parto (bacterias vaginales y fecales de la madre). Los bebés recién nacidos por cesárea al no pasar por el canal vaginal tienen bacterias diferentes, menor diversidad bacteriana. La lactancia determina el diseño de la microbiota  y desde el primer año de vida suele alcanzar el equilibrio. La microbiota intestinal se enriquece a lo largo de la vida.
Hay diversos factores que pueden alterar la microbiota:
• Estrés
• Alimentación a base de ultra procesados y alimentos de poca calidad
• Mala gestión del sueño
• Consumo de antibióticos mantenido en el tiempo

Si tenemos un buen microbiota intestinal, seremos capaces de hacer frente a bacterias/virus que puedan producir infecciones intestinales. En este sentido, tener una buena flora hará que el sistema inmunitario esté alerta y pueda combatir contra los patógenos.
¿Cuáles son sus funciones?
1. Regula y fortalece el sistema in unitario
2. Mantiene la integridad de la mucosa frente a diferentes patógenos
3. Ayuda en la regulación del organismo, ya que ayuda a digerir aquellos alimentos que no han podido ser digeridos en el estómago
4. Produce energía y vitaminas (del grupo B y K)
Si no tenemos una microbiota sana y fuerte se pueden desarrollar patologías gastrointestinales, entre las cuales destacan, la colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, gastritis, Helicobacter Pylori, etc.

¿Cómo podemos tener una microbiota sana y diversa?
• Comiendo alimentos de calidad.
• Hidratarse a lo largo del día, con agua mineral natural a temperatura ambiente
• Evitar el consumo de azúcar, ya que éste daña la mucosa produciendo permeabilidad intestinal
• Aumentar el consumo de alimentos fermentados, tal como el chucrut, miso, kombucha, kéfir, yogures de cabra, etc.
• Consumo de cacao, mediante 1-2 onzas de chocolate (mínimo 85%) negro al día 
• Aumentar el consumo de fibra mediante vegetales y panes integrales.

Whatsapp Facebook Twitter LinkedIn